vincent01

Desde tiempos inmemoriales los seres humanos hemos contado historias con fines culturales, educativos o de entretenimiento. Hoy en día, el marketing se ha apropiado de la narración como herramienta publicitaria para conectar a los negocios con sus clientes potenciales de una manera más personal y emotiva.

El “storytelling” y el “storymaking” son estas dos formas de contar historias, la primera centrada en “humanizar” a las marcas y la segunda en hablar de las personas.

Soy muy fan de esta publicidad creativa y de la narración de historias de vida en video que nos sirvan de inspiración y nos hagan reflexionar y emocionarnos.

Como un ejemplo perfecto podemos ver esta campaña de Buchanan’s llamada “Una esperanza para Vincent”, en la que se nos comparte la historia de Vincent, un talentoso y tímido pianista que nunca ha tocado en público por padecer de “agorafobia”, un trastorno de ansiedad por el cual una persona siente un temor intenso a los espacios públicos y a las multitudes.

Vincent es un apasionado del piano que siempre ha soñado con tocar para la gente, así que su familia y amigos harán hasta lo imposible por hacerlo feliz, como ¡llenar un teatro para que pueda dar un concierto! Claro, sin que él realmente lo sepa.

¿Cómo lo lograron?

Le hicieron creer que tenía que pasar por un piano al Teatro Nacional, construyeron un sótano falso con cámaras ocultas en el escenario, pusieron una pantalla en la que se podía ver todo lo que ocurriera dentro sin que Vincent se diera cuenta, y lo dejaron hacer magia al piano.

Simplemente tienen que ver lo que ocurrió después.

La moraleja de esta historia es que compartir y hacer felices a las personas que amamos se siente tan bien que todos deberíamos ponerlo en práctica más a menudo.

Los dejo con una frase que leí en la cuenta de Twitter de Buchanan’s México y que me ha encantado:

“Si estás rodeado de buenas personas es porque tú eres una de ellas. #ShareYourself”

@Zyanya

También te puede interesar