yahoo3

Marissa Meyer, CEO de Yahoo, ha decidido que a partir del 1 de junio todos los empleados de esa compañía tendrán que reportarse a trabajar en sus respectivas oficinas.

El memorándum ofrecido por la empresa dice, entre otras cosas, lo siguiente:

«Para convertirnos en el mejor lugar para trabajar, la comunicación y colaboración será importante, así que necesitamos estar trabajando hombro con hombro. Es por eso que es crucial que todos estemos presentes en nuestras oficinas. Algunas de las mejores decisiones e ideas inspiradoras provienen de las conversaciones en la cafetería y en los pasillos, de conocer a nuevas personas y de juntas improvisadas con el equipo. La rapidez y calidad son frecuentemente sacrificadas cuando trabajamos desde casa. Necesitamos ser un solo Yahoo!, y el comienzo de eso implica estar físicamente juntos.»

mayer

Esto tal vez no cause ruido en lugares como mi ciudad, Oaxaca, en donde es prácticamente inverosímil que una persona pueda laborar desde casa, pero estamos hablando de una empresa tecnológica internacional, en la que esta decisión afectará a cientos de empleados que colaboran a distancia con ella y que ahora tienen un ultimátum que acatar o se quedarán sin trabajo.

Lo que Marissa Meyer argumenta es que el trabajar desde una oficina aumentará la productividad y el desempeño de los colaboradores de Yahoo. Los que ven a esta decisión como un retroceso afirman que las compañías con reglas flexibles de asistencia tienen menos rotación de personal e incrementan la satisfacción, motivación y compromiso del empleado para con ellas.

A mí me ha tocado estar en los dos lados de la moneda y, aunque no en todas las empresas aplica eso de trabajar a distancia, la verdad es que hacerlo no es tarea fácil, implica altas, muy, muy altas dosis de disciplina, responsabilidad, concentración y comunicación.

Sin embargo, las facilidades que te proporciona el trabajo desde casa son muchas y muy satisfactorias, como el poder distribuir mejor tu tiempo, evitar largas juntas y las horas que toma transportarse de un lugar a otro.

Por el momento sólo nos resta esperar si el tiempo le da la razón (o no), a la joven CEO de Yahoo.

Ustedes ¿qué opinan?

@Zyanya

Vía: Forbes