termo011Se trata nada más y nada menos de una mesa cubierta con un acabado termocromático diseñado por Jay Watson, que cuando entra en contacto con el calor, pierde el color en el área afectada revelando de esta manera la forma de aquello con lo que tuvo contacto, y recupera su color cuando el calor disminuye.

termo022La mesa me hace recordar que hace ya algunos años hubo unas playeras bajo este mismo concepto, en el que uno podía jugar a “diseñar” sus acabados y que volvían a la normalidad al cabo de un rato. El costo de esta mesa varía entre los $1,800 y $2,500 euros (entre $31,000 y $43,000 pesos) lo cual es demasiado para mí, pero que tal vez valga la pena cuando uno plasme sus más locos diseños y que al cabo de un rato no quede rastro de ellos.

termo033Visto en if it’s hip, it’s here

@Clyolina

 

También te puede interesar