kenshiro11Durante mucho tiempo la robótica ha sido de gran utilidad para la mayoría de las industrias en el planeta, desde las automovilísticas hasta la alimenticia, en las que se han reportado avances y ganancias considerables con su uso, y pensando precisamente en los beneficios los investigadores de la Universidad de Tokyo han logrado crear a Kenshiro, un robot humanoide que muestra a detalle el funcionamiento de los músculos y el esqueleto de un niño de 12 años.

Kenshiro cuenta con huesos de aluminio y 160 músculos artificiales en el cuello, los hombros, el tronco y las piernas, todo con la capacidad de expandirse y contraerse, esencialmente imitando los movimientos naturales y las posiciones de un cuerpo humano real.

El robot aún no tiene la capacidad de coincidir con la velocidad real y la precisión de un ser humano, aún está hecho de forma sorprendente, lo cual podría ayudar a largo plazo a aprender más sobre cómo funciona el cuerpo humano.


Visto en IEEESpectrum

@Clyolina