Para todos aquellos que alguna vez se han sentido presa de las garras de las redes sociales y no pueden estar un minuto sin ver sus «likes» en Facebook o Instagram o sus menciones en Twitter, he aquí una infografía sobre las personalidades y hábitos en redes sociales que les ayudará a responder si su afición se ha convertido en una adicción o peor aún, en una relación enfermiza.

Entre las personalidades y los hábitos de social media que te pueden llevar a un severo decremento de la productividad y hasta a sufrir de algún grado de locura temporal (esto aún no está confirmado, pero me gusta el dramatismo que le imprime a este post), están los siguientes:

El aficionado a las alertas: Configuras tu teléfono para recibir alertas audibles cada vez que algo pase.

El gurú social: Te has proclamado el «Gurú de las redes sociales» en tu tarjeta de presentación.

El creador de verbos: Conviertes a tus redes sociales en verbos. Ej: «Tengo que instagramear eso».

El odia-vocales: Quitas todas las vocales posibles de tus tuits para poder escribir más en 140 caracteres.

El envío-a-todos-a-mi-blog: Contestas la mayor parte de las preguntas que te hacen con un «deberías leer ‘tal post mío’ en mi blog».

El autoproclamado «influenciador»: Regularmente revisas tu nivel de «influencia» en todos los sitios web que existan para ello.

El multi-Mayor: Te tomas el tiempo de hacer «check-in» en los lugares que pasas mientras vas manejando, debido a esto ya eres Mayor, Duque y Rey de, al menos, 10 establecimientos.

El «liker»: Usas el botón de «me gusta» para responder a todo post en lugar de escribir un pequeño comentario.

El «checador» constante: Ves tu teléfono cada 2 minutos sin importar el lugar o la persona con la que estés para revisar qué tal ha sido recibido tu tuit, tu estado en Facebook o tu foto en Instagram.

El histérico: Te pones absolutamente histérico si alguna red social se cae. ¡La ballena, la ballenaaa!

Vean la infografía completa a continuación.

Denle «click» a la imagen para verla más grande.

Así que ya saben, amiguitos, si ustedes caen en alguna de las personalidades y hábitos antes mencionados o peor aún en todos, lo mejor es que le bajen dos rayitas a su enfermiza relación con las redes sociales para que no tengan problemas con la gente que les rodea.

Este consejito les doy porque su amiguita soy. 😉

@Zyanya

Vía: Mashable