Desde la aparición de las dispositivos táctiles los usuarios asiduos a la tecnología nos hemos acostumbrado a las diferentes maneras de poder hacer uso de ellos, aunque hasta este punto sólo ha sido posible con los dedos, y pensando en las muchas formas de hacerlo Chris Harrison de la Universidad Carnegie Mellon ha creado Fingersense, tecnología que puede distinguir entre los gestos hechos con los nudillos, la punta de los dedos e incluso las uñas.

Chris para lograr este avance lanzó una compañía llamada Qeexo, donde vende un dispositivo que consiste en un smartphone Samsung Galaxy S3 modificado, el cual tiene un pequeño sensor de vibración y ejecuta un software creado por Harrison llamado Fingersense, el que escucha las diferencias acústicas y de vibración entre los tres tipos de gestos.


“El problema actual con las pantallas táctiles es que son demasiado simples en relación a lo que podemos hacer con nuestras manos“, afirma Harrison, quien asegura ya está en conversaciones con grandes fabricantes para que integren su tecnología. “La magia real está en el software, esta inteligencia artificial que vive en el corazón del teléfono“.

Visto en Fastcodesign

@Clyolina