Así que has decidido ir en contra de la lógica y en vez de salir a buscar un trabajo normal y tener a un superior, decides hacerlo por tu cuenta y ser tu propio jefe. ¿Suena bien no? En un principio sí, pero con el tiempo te darás cuenta que es más complicado de lo que parece.

En mi experiencia, ser freelance o trabajador independiente involucra mucha fuerza de voluntad, muchos sacrificios, astucia, disciplina pero sobretodo motivación y amor por tu trabajo.

Por esa razón quiero compartirles parte de mis conocimientos a aquellos que apenas están iniciando en esto, o que aún no se deciden por esta forma de vida. El ser freelance tiene muchos beneficios, tanto económicos como profesionales. Así que les dejo algunos consejos para no morir en el intento.

Aprende a priorizar

Priorizar es una regla básica, muchas veces tenemos el tiempo muy limitado para entregar algún proyecto, por esa razón no podemos darnos el lujo de realizar actividades ociosas o darle importancia a cosas que no te dejan ningún beneficio, evita procrastinar y trata de concentrarte en lo que realmente importa.

Una vez que hayas cumplido con tus responsabilidades, puedes tomarte el tiempo para ir al cine o jugar videojuegos. El romper con esta regla seguramente provocará que quedes mal con tus clientes y que no sepas llevar el rumbo correcto de tu vida como persona independiente.

Nunca descuides tu salud

A veces el exceso de trabajo y la ambición por llevar muchos proyectos al mismo tiempo, te puede provocar graves consecuencias, los seres humanos tenemos límites y nuestro organismo lo resiente, recuerda que no importa qué tanto llegues a ganar por ese esfuerzo extremo, una enfermedad podría llegar e interrumpir significativamente tu flujo de trabajo y dejarte algunas secuelas.

Recuerda que al no laborar en una empresa o institución que te proporcione seguro médico, corres el riesgo de hacer fuertes gastos por consultas particulares y por adquirir medicinas, procura mantenerte saludable y no excederte en el trabajo.

Prepárate para cualquier situación crítica

La vida da tantas vueltas (en especial la de un freelancer) que debes de estar preparado para cualquier imprevisto, recuerda que los accidentes y situaciones delicadas suceden, por esa razón es fundamental identificar amenazas y riesgos que pongan en peligro tu integridad personal y profesional. Trata de elaborar un plan de contingencias.

Administra correctamente tu dinero

La situación financiera de un trabajador independiente es completamente voluble, siempre ten en mente eso, así que con mayor razón debes de llevar un control detallado y preciso de tus gastos e ingresos, así podrás prevenir situaciones de crisis económica y tomar decisiones a tiempo.

Si estás pasando por una racha económica muy buena, lo mejor que puedes hacer es abrir una cuenta de ahorros e invertir en equipo o herramientas que te ayuden a desempeñar mejor tu trabajo.

Muchos cometen el error de adquirir algunos lujos que parecen no afectar tanto a su economía, pero poco tiempo después se verán reflejadas las consecuencias.

Elimina los malos hábitos

Los malos hábitos pueden generarte grandes fugas de dinero y pérdida de mucho tiempo, evita en la medida de lo posible dormir poco, fumar, beber y salir constantemente a reuniones sociales que no te generan ningún beneficio, en vez de eso, mejor levántate temprano, come bien, haz ejercicio, dedícale tiempo a las amistades y contactos que realmente valen la pena.

En pocas palabra sé disciplinado y sé congruente con tus objetivos.

Siguiendo estos consejos, seguramente lograrán concretar muchos proyectos y crecer profesionalmente, recuerden que ser freelancer es sólo el primer paso para comenzar con algo grande, ya que si todo sale bien, seguramente en un futuro podrán llegar a formar una empresa exitosa.

@Kid_A

También te puede interesar