Seguramente la mayoría hemos usado alguna laptop para trabajar, pero seamos honestos, después de muchas horas resulta muy incómodo estar frente a este tipo de aparatos, y generalmente se debe a la poca altura e inclinamiento incorrecto de la pantalla, lo que provoca que adoptemos una mala postura y en consecuencia sintamos dolores musculares o cansancio.

Para solucionar este problema, existen stands o bases que ayudan a mejorar la posición del portátil para que podamos trabajar de forma más cómoda.

Generalmente este tipo de productos son algo costosos y los precios varían de $20 a $100 dólares, dependiendo de la marca, material y características. Algo que aparentemente puede ser un gasto, pero que a la larga se vuelve una buena inversión.

Si de momento no piensan invertir en un stand, existe la alternativa de hacerlo en casa, gracias a la guía que encontré en Mashable, obtendremos casi los mismos beneficios y además ahorraremos mucho dinero.


Lo único que necesitan es imprimir y cortar las piezas de esta plantilla, posteriormente trazar el diseño sobre una caja de cartón y cortar cada una de las partes, y finalmente las unan conforme a la siguiente guía fotográfica.

¿Una buena alternativa no lo creen? Intenten hacer el suyo en casa y después nos presumen cómo les quedó.

@Kid_A

Vía: Mashable

También te puede interesar