Los días 6 y 7 de septiembre se llevó a cabo el foro «Competitividad en Oaxaca», durante el cual se conformó la mesa panel «Las bases del éxito para la empresa del futuro».

Entre los ponentes de dicho panel estuvo el Director General de Grupo Devlyn, Patrick Devlyn Jr., quien nos habló de los inicios de su compañía (la cual por cierto ya cumplió 75 años), y nos compartió algunos consejos que, según su experiencia, nos ayudarán a sentar las bases de una empresa exitosa.

Obvio, tomé nota y aquí les presento los puntos a tomar en cuenta:

1. Ten valores y principios.
Una empresa necesita de gente que predique con el ejemplo, sin valores y principios no habrá rumbo en tu organización y mucho menos trascendencia.

2. Facilita y premia la innovación.
Atrévete, explora, experimenta, premia. Busca colaboradores que te cuestionen, que te aporten, de nada sirve la gente que solamente te dice a todo «sí jefe» si no hay proactividad ni retroalimentación.


3. Sé una empresa y una persona ágil.
No te quedes de brazos cruzados esperando a que las oportunidades te caigan del cielo, haz todo lo que tengas que hacer hoy, no mañana, hoy es el día.

4. Sé una organización de calidad.
No solamente haz todo lo que tengas que hacer, sino hazlo bien, con calidad, que tu equipo de trabajo esté orgulloso de pertenecer a tu empresa, de ser parte de ella y llevarla junto contigo camino al éxito.

5. Enfócate en el cliente.
Resuelve las necesidades de tus clientes o crea necesidades para ellos que puedas resolverles después. Vuélvete importante para ellos pero también que ellos sean lo más importante para ti.

6. Sé una organización formada por las mejores personas.
Si una empresa no está formada por las mejores personas simplemente no va a funcionar. Rodéate de gente proactiva, bien motivada, comprometida, trabajadora, un equipo así te impulsará a seguir adelante y será tu mejor apoyo en los momentos difíciles.

7. Ten un plan estratégico.
Visualiza en dónde quieres estar en 10 años y planea qué vas a hacer a corto, mediano y largo plazo para llegar a ese objetivo. Pero sé flexible, muchas veces habrá problemas en el camino que hagan que tu plan cambie, sé ágil para solventar todos los obstáculos que se te presenten y ten visión.

8. Sé humilde.
Recuerda que aunque seas un empresario exitoso no lo sabes todo, crea un consejo constructivo que te ayude a mejorar día con día conformado por gente que respetas, que admiras, que saben más que tú y que sin duda enriquecerán tu toma de decisiones.

Siempre es bueno aprender de la experiencia ajena y tomar en cuenta los consejos de las personas que ya han pasado por el famoso «ensayo y error», así que espero que estas perlas de la sabiduría del señor Devlyn les sirvan tanto como a mí, que ya he comenzado a ponerlas en práctica en mi vida diaria, porque claro, no hay nada mejor que comenzar con la mayor empresa que todos tenemos, nosotros mismos.

¡Éxito!

@Zyanya