Tengo una fascinación extraña por todo lo que tenga que ver con robots, culpo a los Supersónicos y en especial a su personaje de Robotina que de niña me hizo creer que en un futuro no muy lejano nosotros, los mortales conviviríamos con ellos, los humanoides.

Y sí, ese futuro se está cumpliendo, cada vez hay más sofisticados robots aunque no todos podamos tener acceso a ellos. Por eso es que me han parecido muy simpáticos estos anillos robóticos que han sido desarrollados por la Universidad de Keio, en Japón, los cuales imitan el movimiento de los ojos y la boca, muy al estilo Furby (¿alguien se acuerda de los Furbys?).



Los anillos se colocan en las manos y básicamente convierten a estas en un “robot manual”, gracias a los motores electromagnéticos que tienen estos pequeños dispositivos en forma de ojos y boca cuyo movimiento se controla eléctricamente a través de un microcontrolador y una computadora, pero el objetivo es que en un futuro sean autónomos. Ya veo a Televisa comprándolos para darle vida al Compayito.

Sus desarrolladores pretenden convertir a estos anillos robóticos en un juguete interactivo al alcance de las familias, sí, para que nuestras manos se conviertan en robots. Siento que no puedo esperar.

[Vía]

También te puede interesar