Es bien sabido que hace algunas centurias las gordibuenas estábamos de moda. Y no lo digo yo, para muestra están cientos de obras de arte de famosos pintores de antaño que muestran a hermosas y curvilíneas mujeres con llantitas y piernón loco.

Pero ¿se han preguntado qué habría pasado si esas célebres pinturas hubieran sido realizadas en este, nuestro siglo XXI? Seguramente las protagonistas de tan hermosos retratos serían flacas o estarían photoshopeadas intensamente hasta lograr el ideal de belleza moderno, sin imperfecciones, sin exceso de algo.

Eso es lo que nos presenta precisamente la artista italiana Anna Utopia Giordano en su obra “Venus”, una invitación a la reflexión sobre los valores estéticos y la forma tan drástica en la que ha cambiado nuestra percepción de la belleza femenina a través del tiempo.


Utopia ha escogido a la diosa Venus, retratada en distintas variantes por geniales maestros como Velázquez, Tiziano o Botticelli, por mencionar algunos, y le ha dado un retoque digital con ayuda del Photoshop hasta convertirla en una varita de nardo, poniendo en perspectiva el “antes y después” para darnos la oportunidad de comparar, decidir cuál nos gusta más y hasta de iniciar un debate al respecto.

Los grandes maestros de la pintura seguramente le llamaban “una retocadita” a la desaparición de celulitis y estrías en aquella época, ahora gracias al uso indiscriminado del Photoshop tenemos a puras chicas perfectas (al menos en las revistas y en el imaginario colectivo), lo que ha logrado algo que parecía imposible hace más de quinientos años: Que muchas mujeres se sientan avergonzadas de sus cuerpos de Venus.

Vamos, que flacas o gordas de todas maneras los hombres nos seguirán retratando y llamando sus musas. 😉

[Vía]

También te puede interesar

  • poyo

    Photoshopéame la máquina!