El sombrero blanco dice

En esta nueva sección, presentamos al sombrero blanco, protagonista que nos traerá información comprobada ante mitos o relatos que escuchamos o conocemos a través del tiempo o en cualquier revista de chismes baratos.

Basado en el libro de Edward de Bono llamado “Seis sombreros para pensar”, tomo al sombrero blanco que nos dará información extra y de importancia, ante los hechos que creemos verdad o mentira.

Si tienen oportunidad de checar el libro de Edward de Bono, conocerán la recomendación de usar en forma imaginaria, seis sombreros para toda situación lo cual nos dará un enfoque diferente dependiendo del color del sombrero que nos pongamos. En este caso, el sombrero blanco representa al pensamiento objetivo con datos veraces e información casi exacta y nos aclarará o desmentirá cosas interesantes cada vez que se aparezca por adictivox.

Esta vez traemos información sobre animales que todos hemos creído verdaderas en algún momento.

Se dice: Que a los ratones les fascina y los vuelve locos el queso.

El sombrero blanco dice: Que contrario a lo que las caricaturas muestran cuando un ratón pasa por las narices del gato de puntas para pasar desapercibido y robarse un gran queso, esto no es cierto ya que los ratones en la vida real prefieren alimentos con cierta concentración de azúcar como frutas o granos. Además, para el buen olfato de estos animales, el olor tan fuerte del queso les resulta como repelente.

Se dice: Que un año perruno equivale a siete años humanos.

El sombrero blanco dice: Cada tipo de perro envejece a su manera. Los perros pequeños y medianos (que pesan menos de 25 kilos) lo hacen más lento. Estos amiguitos del hombre pueden tardar hasta diez años para llegar a la vejez, de esta forma, un año de este tipo, equivale a unos 5 de los humanos. Pero los perros grandes, alcanzan la vejez mucho más rápido, por lo que ahí es cuando cada año puede equivaler hasta 7 u 8 años de un humano.

Se dice: Que los camellos conservan agua en sus jorobas.

El sombrero blanco dice: Esto es absolutamente falso. El camello lo que almacena en sus jorobas es grasa; por ello pueden pasar hasta 3 semanas sin comer. Gracias a ello, a la capacidad de enfriar su cuerpo y evitar la deshidratación durante mucho tiempo, es  lo que los conserva con vida.

¡Bravo sombrero blanco! ¡Bravo!

Gracias a él ahora podemos presumir un poquito más de nuestra enorme inteligencia.

¡Larga vida al sombrero blanco!

También te puede interesar