Soy fan de las ideas originales y creativas, es por eso que me ha encantado este proyecto desarrollado por la empresa belga The Fun Group que consiste en una serie de eventos especiales y exclusivos que se llevan a cabo a 50 metros del suelo: Los eventos en el cielo.

Los “Events in the Sky” son de los más variados tipos, dependiendo de la excentricidad de quien los ofrece y están disponibles en más de cuarenta países -en México todavía no, lamentablemente-, lo único que se necesita es un espacio lo suficientemente grande (y con permisos) para que quepa en él una grúa y una plataforma voladora y un grupo de personas que no le teman a las alturas y estén dispuestas a ser partícipes de una experiencia diferente.


Entre los servicios que la empresa ofrece está Dinner in the Sky una comida a 50 metros de altura con espacio para 22 invitados y tres miembros del personal (chef, mesero, anfitrión), en el que se puede rentar una segunda plataforma para un piano o pequeña orquesta y convertir la merienda en todo un evento VIP.

También está el servicio Marriage in the Sky, para aquellos enamorados que deseen contraer nupcias por todo lo alto (jaaa, “por todo lo alto”, ejem) y hacer de su boda un evento inolvidable, sobre todo si alguien vomitara o si por los nervios al novio se le cayera el anillo desde esa altura.

Y el que ha llamado más mi atención es el Lounge in the Sky, un evento en el cual podrás llevar hasta al DJ y disfrutar de una pequeña pista de baile, juegos, comida y bebida a 50 metros de altura en seis u ocho mesas para cuatro personas cada una. El problema aquí sería si te pasas de copas.

Los eventos también incluyen Showbizz in the Sky para los que quieran representar un espectáculo en el cielo -literalmente-, Meeting in the Sky para transformar una junta ordinaria en algo extraordinario, teatros, conciertos y hasta ¡golf in the sky! Sí, lo sé, yo también he quedado boquiabierta.

Aquí un vídeo de Dinner in the Sky edición Las Vegas, para el antojo.

Y este es un vídeo de Lounge in the Sky edición Bruselas, Bélgica.

Los precios de estas sesiones de eventos de ocho horas en el cielo van desde los 8 mil dólares en adelante, dependiendo del lugar, número de invitados y demás cosas que el cliente requiera pero definitivamente es una de esas cosas que sí se antoja experimentar alguna vez en la vida, aunque tengas que vender un riñón para ello.

Pueden ver más fotos y vídeos sobre estos extravagantes eventos en el cielo en su sitio web. Y cierro este post con la frase de batalla de los creadores de este concepto que define perfectamente a su empresa: Con Dinner in the Sky el cielo es el límite.

También te puede interesar

  • poyo

    Esto es algo super mega archi requete contra increíble!