Las pinturas tipo bodegón o naturaleza muerta son obras de arte que representan objetos inanimados de la vida diaria pero Scott Garner le ha agregado un toque tecnológico a este tipo de creaciones realizando una obra completamente interactiva y muy original.

“Still Life” es una pieza que convierte a los tradicionales bodegones en una obra en cuarta dimensión, con un marco sensible al movimiento montado sobre una base giratoria.

La escena despliega un jarrón, un frutero, un cuchillo y algunas frutas sobre una mesa, hechas todas utilizando Unity 3D. A lo lejos parecería una pintura común y corriente, pero realmente es una pantalla de televisión conectada a un sensor espacial que utiliza un sencillo software para hacer que todas las piezas se muevan al unísono con tan sólo girar el cuadro.

He aquí el vídeo de esta maravilla.

No cabe duda que la tecnología implementada en las obras de arte tiene el poder de dejarnos con la boca abierta.

[Vía]

También te puede interesar

  • poyo

    Qué cosa tan increíble!!

  • ¿Verdad que sí? Igual me ha encantado. =D