Redes sociales, celulares, mensajería instantánea, correo electrónico, computadora de oficina, carpetas prohibidas… Todo por ahora tiene un código de seguridad para acceder a cualquier cuenta importante la cual debe de ser única y no compartirla con nadie.

Usamos varias contraseñas para acceder a nuestras cuentas personales las cuales deben de ser indescifrables ya que día con día aparecen “hackers”, estafadores o softwares con la mala intención de lograr obtener contraseñas ajenas para poder usar información personal con muchos fines.

Fotografías, documentos, datos bancarios y personales están en peligro de ser usados en nuestra contra por los ciberdelincuentes. Al menos los programas  dedicados al robo de esta información, son capaces de procesar todas las palabras del diccionario combinando números y letras hasta que coincida con nuestro password.

Según diversos análisis, las contraseñas que son las más comunes y por ello las que corren más riesgo de ser descubiertas son:

-12345
-123456789
– abc123
-password01
-Iniciales del nombre del usuario (JCV) o tal cual el nombre del usuario. P.ej. Jorge, Raúl, etc.
-Fechas de nacimiento, aniversario, días especiales(19840201)
-Nombres de mascotas (puppy12)
-qwerty

Sabiendo esto, es importante crear contraseñas altamente seguras tomando en cuenta alguna de estas recomendaciones:

No utilizar información personal. Que lleve nuestros nombres, el de familiares, el de alguna mascota, números personales ni números de domicilio o de teléfono.

No utilizar palabras comunes y usar caracteres especiales.  No incluir palabras como nene, chiquita, bonita, etc. Y usar caracteres como ! ” · $ % & / ( ) y un largo etcétera.

Usar contraseñas largas que pueden ser una frase. Las contraseñas largas son más difíciles de descubrir. Puede ser una combinación de números y letras mayúsculas con algunos caracteres especiales. Si se trata de una frase fácil para recordar por nosotros, llevar a cabo alguna combinación. Por ejemplo, si nos gusta la canción de “Acá entre nos” puede ser: 4ca/n0$$.

Cambiar las contraseñas con frecuencia. Es importante no usar alguna contraseña por mucho tiempo, sobretodo si se trata de alguna cuenta interbancaria.

No utilizar la misma contraseña para más de una cuenta. Es bueno saber crear una contraseña segura pero no es bueno ni recomendable utilizarla para las más de cien cuentas personales que tengamos.

No anotarlas en papel. Es importante llevar en la mente nuestras contraseñas para no tener que escribirlas y dejarlas en algún lugar en donde puedan ser encontradas por alguien más. Es mala idea anotarlas en un papel y pegarlas en el espejito en donde nos vemos todas las mañanas.

No introducir contraseñas en algún equipo que no controlamos. Como ejemplo algún ciber café o en algún otro dispositivo que otras personas puedan usar. Es recomendable utilizar algún firewall junto con algún otro producto de seguridad para que jamás seamos víctimas de algún hacker.

Espero estos consejos puedan ser tomados en cuenta para no lamentarnos después por ser hackeados.

Via: A.M.I.P.C.I.

También te puede interesar