La palabra “rating” siempre ha sido utilizada cuando se habla sobre el total de personas tomadas en cuenta a la hora de ver un programa en televisión. Está relacionada, en forma de porcentaje, al éxito que cada programa adquiere por su calidad o preferencia del público.

Sin lugar a dudas, para alguna cadena televisora o empresa de publicidad, es de gran importancia saber a qué hora programar diversos programas o comerciales y a qué determinado grupo de personas dirigirse pero, estoy seguro también de que pocas personas sabemos de dónde surge el dato del famoso “rating”.

Gracias a una experiencia que mi familia y yo tuvimos hace tiempo, estoy familiarizado con la forma en que el dato para el Rating televisivo es tomado, pues hace tiempo tuvimos la oportunidad de participar durante un periodo para la empresa que se dedica a tomarlo.

La empresa encargada en nuestro país es IBOPE AGB  México y pertenece a la cadena IBOPE Internacional – AGB Nielsen Media Research, que tiene presencia en más de 40 paises.

La empresa IBOPE AGB surgió a principio de la década de los 90’s  cuando desplazó los métodos tradicionales y antiguos como el de consultar a memoria del entrevistado y en forma escrita, los programas que anteriormente veía. Entonces, la empresa IBOPE empezó a consultar lo mismo utilizando un “people meter” que es un aparato instalado en las televisiones de las familias participantes, el cual permite dar a conocer el número de personas viendo cierto programa de TV.

A manera de sorteo entre una “gran” selección de hogares realizado por dicha empresa, nuestro hogar fue escogido para participar en la medición del rating. Por ello en cada uno de nuestros televisores fue instalado el “people meter” para ayudar con la medición del famosísimo Rating.

Después de conocer la selección y acceder a colaborar con la empresa, fueron instalados los “people meter” en cada uno de nuestros televisores para no perder detalle de los programas que sintonizábamos.

En cada control del aparato, estaban registrados los nombres de los miembros de mi familia; cada uno de nosotros tenía un número asignado para pulsar cuando estuviéramos frente al televisor y pulsarlo de nuevo cuando dejáramos de verlo para que el registro se grabara. Si uno o más invitados llegaban a casa y se ponían a ver con nosotros cualquier programa, teníamos que ingresarlo detallando el sexo de la visita y su edad para después explicar a cada invitado para qué era importante la información lo que hasta cierto punto se volvió tedioso porque siempre preguntaban.

Después de un tiempo nos acostumbramos al sistema pasando a ser algo cotidiano pero de la noche a la mañana, solo nos dieron las gracias por haber participado y nuestro tiempo como familia que contribuía para medir el Rating terminó.

Según la explicación de la promotora que nos hacía visitas, el hogar seleccionado representa a un determinado número de familias a la redonda y gracias a esto se obtiene un porcentaje. Exactamente no se conoce el número de personas que ven cierto programa pero, se obtiene un aproximado dependiendo del comportamiento de quienes vean la televisión y sean participantes del proyecto.

Para ser sincero, recuerdo que a finales de nuestra participación (después de más de dos años), para que nuestro programa favorito fuera el mejor, entonces pulsábamos todos los números de los integrantes de la familia estando presentes o no durante el horario del show, así que los datos del Rating pueden no ser del todo ciertos.

Fue por esto  -creo- que nuestra participación con la empresa llegó a su final.

Ahora sé que no solo se mide la audiencia televisora, pues la misma empresa toma el mismo dato en cuanto a audiencias de radio y medios de publicidad exterior como es Internet.

Estos datos son importantes para campañas de publicidad, pues conocen exactamente a quién y de qué forma dirigirse al público.

En la página oficial de la empresa IBOPE también podemos encontrar una biblioteca con cientos de comerciales que datan desde alrededor de 1960, en donde podemos conocer las marcas que se promocionaban en televisión desde aquella fecha, solo es cuestión de abrir una cuenta y esperar a recibir una contraseña que nos dará acceso a esa gran colección para ver los videos en la sección de “Huellas de publicidad”. Pude ver comerciales anteriores de Coca-Cola, Bacardí y todo lo que en el año de mi nacimiento se vendía, así que también es buena la opción para hacer un poco de historia.

También podemos consultar los resultados del rating de tiempo atrás, como de cuando todo mundo veía “Betty La fea”.

Ahora sí, saben de dónde surge el dato del “rating”.

Aquí un vídeo compartido en Twitter por @ivancarranza para que conozcan más de la medición de audiencias que realiza el IBOPE.


¡Mil gracias, Iván!