Al mero estilo de la serie sobre investigación policíaca  “Lie to me”; podemos obtener gracias al maravilloso Internet el conocimiento e información que seguro Cal Lightman (Protagonista en dicha serie), consulta todos los días para tener esa mente tan brillante y ser capaz de lograr lo que en cada capítulo logra: Descubrir a un mentiroso.

El lenguaje corporal, como bien se ha visto en la serie, dice más de lo que verbalmente decimos.

Podemos detectar que alguien no está diciendo la verdad con algunos gestos,  movimientos o microexpresiones que por raro que sea, la mayoría de nosotros aplicamos al engañar a alguien.

Si queremos darnos cuenta cuando alguien nos miente, tenemos unos consejos que son muy buenos que al probarlos, me he dado cuenta que siempre podemos llevarlos en mente para evitar ser engañados y hasta hacer creer que podemos leer la mente. Aunque no lo recomiendo, al conocerlos podremos evitar caer en dichos errores para poder mentir un poco mejor.

-Las personas que dicen la verdad se “ponen de frente” sin dudar.  Los mentirosos tienden a evitar la alineación frontal directa y usualmente se sentarán con sus brazos y piernas cruzados, como si estuviesen congelados”.

Él -Mi amor, ¡Te amo! ¡Te amo mucho! 

Ella – ¡Quítate! ¡Me tapas el final de la novela!

-Cuando las personas dicen la verdad, usualmente hacen gestos con las manos que enfatizan y coinciden el ritmo de su discurso.

-Los mentirosos más experimentados no sudarán ni una gota, pero el resto de nosotros tendemos a ponernos nerviosos al mentir.  En ese caso, nuestros ojos pueden moverse mucho, tener un tono de voz más agudo que de costumbre, enrojecernos o respirar más profundamente.

 “Te lo juro que yo me la paso increíble con tus amigas, mi amor”.

-Los mentirosos tienden a pedirte que repitas la pregunta, iniciando sus respuestas con “¿Quieres que te diga la verdad?” o “Para serte sincero…”.  Las respuestas evasivas también deberían despertar tus sospechas.

-El teléfono tiende a facilitarle el trabajo a los mentirosos.  En un estudio hecho a 30 Universitarios, se observó que el teléfono era el medio preferido para decir mentiras casi en un 37%; dejando 27% al “cara a cara”, 21% en Chats y apenas 14% por email.  No es de extrañar, pues las conversaciones telefónicas no permiten detectar el lenguaje corporal y no dejan evidencias como los correos electrónicos. Por twitter, nunca mienten. 

-Un mentiroso puede que no haya pensado en todos los detalles de su historia.  Si crees que te mienten, indaga sutilmente los detalles.

-Cuando una persona miente, las pausas entre cada palabra que dice aumentan sensiblemente.

-El mentir pone a la gente a la defensiva.  Mientras una persona sincera está dispuesta a cooperar y dar explicaciones, un mentiroso se pondrá a la defensiva y será menos cooperativo.

Ella – ¿Amor, por qué llegas tan tarde?

Él – ¿Por qué o qué? ¿Para qué o qué? ¿De qué? ¿Eh? ¿Eh?

-Cuando una persona dice la verdad, es posible que diga sus razones con una o varias imperfecciones; en ese caso, no tendrá problema en reconocerlas y reexplicarlas.  Un mentiroso tendrá problemas en admitir tales “pequeñas imperfecciones” y no estará dispuesto a explicarlas.

-Algunas personas tienen la costumbre de dudar antes de hablar, en cualquier circunstancia; es como si pensaran siempre sus respuestas.  Si de repente responden sin dudar, es una señal de alerta.

– Las personas que dicen la verdad usan la totalidad de sus músculos faciales; los mentirosos sólo sonríen con sus bocas, sus ojos no reflejan sus emociones.

Es una pena que la exitosa serie haya sido cancelada el año pasado pero nos ha dejado las ganas de saber un poco más sobre la expresión corporal para nuestra conveniencia.

Fuente: Expresión corporal.

También te puede interesar

  • Ahh, pero qué buenos tips, los pondré en práctica con todo el mundo ahora, muajajáaa.