El famoso “Grito” del pintor expresionista noruego Edvard Munch se ha convertido -gracias a la creatividad mercantilista- en un molde de hielo para hacer cubitos con el rostro de la figura central del cuadro, sí, esa, la del grito desesperado.

Estos cubos de hielo seguramente los harán lucir muy cultos delante de los amigos mientras les sirven un vaso de refresco de cola y les comentan que en noruego “grito” se dice “skrik”. Aunque presiento que con Whisky lucirían mucho más.

El caso es que si les gustan este tipo de curiosidades y claro, quieren regalarnos algo a los Adictivox por las fiestas navideñas, pueden encontrar estos cubos de hielo de El Grito en Amazon.

Y sin vernos demasiado pedilones, ¿qué tal que le agregan al carrito de compras este muñecón del mismo cuadro de Munch que además grita cuando lo aprietas? Felicidad garantizada.

Que tengan un lindo viernes.

También te puede interesar