Jordi Parra, estudiante de diseño de interacción de la Universidad Umeå (Institute of Design), ha creado un prototipo de reproductor que permitirá escuchar temas musicales de Spotify sin tener que utilizar una computadora, sólo será necesario conectarle un cable de red y adherirle algunas etiquetas al lector RFID que tiene en la carátula.

Las etiquetas (con forma de discos y tecnología RFID) sirven como enlace para reproducir listas y búsquedas de Spotify, y al adherirlas al lector magnético, se procesa la solicitud para que la música comience a sonar.

El reproductor se compone de 192 LEDs colocados detrás del mosaico de la bocina, los cuales indican los días restantes de la suscripción Premium de Spotify, la duración de la batería y algunos problemas de red que llegaran a suceder.

Solamente tiene dos botones colocados discretamente, para ir a la canción anterior o a la siguiente. También tiene un control de volumen situado en el mismo lector de etiquetas, similar al que tenían los radios antiguamente.

Este prototipo me gusta mucho, su diseño minimalista es maravilloso y funcional, muy al estilo de los iPods, y cumple con las funciones básicas de reproducción, evitando así botones y funciones innecesarias.

Espero que pronto lo comercialicen ¡Quiero uno!