Hace algunos años que las máquinas de escribir han caido en desuso por la mayoría de la gente en las ciudades, a menos que trabajes en una dependencia de gobierno, ya estamos más que acostumbrados a utilizar en nuestra rutina diaria a la computadora.

Aprovechando tal situación el artista Tyree Callahan ha modificado una máquina de escribir (una Underwood 1937 estándar) para que en lugar de escribir letras haga arte.

Callahan ha sustituido cada tecla de la máquina por una diferente y que esta muestre la tonalidad deseada, además de que cada una tiene un depósito individual de pintura, lo que definitivamente no la hace nada práctico pero el concepto es bastante interesante además de innovador.

 

VÍA

También te puede interesar

  • poyo

    hermosooo!!