Los códigos QR cada vez se emplean más para anunciar productos o servicios, pero la opción que les presentaré ahora mismo los utiliza de una forma deliciosa: Para comérselos.

Qkies es un producto desarrollado por la compañía alemana de alimentos Juchem Gruppe y el centro de investigación DFKI, que se puede utilizar para promocionar cualquier cosa con códigos QR impresos en galletas.

La caja cuesta 6.90 euros y alcanza para hornear veinte deliciosas galletas que serán decoradas con el código QR personalizado, para invitar a tus amigos, familia o clientes a visitar tu sitio web, o a ver un vídeo o una foto en la red con tan sólo escanear la comida con su teléfono.

Y por supuesto el código es comestible, así que estas galletas tecnológicas seguramente le dejarán un buen sabor de boca a quien se las des. Una gran idea, definitivamente.

¡Feliz miércoles!

Vía

También te puede interesar