¿Se imaginan una mañana despertar y de pronto darse cuenta de que no se es capaz de leer ningún tipo de texto? Precisamente eso le pasó a Howard Engel, un novelista canadiense que de pronto perdió la capacidad de comprender textos escritos. Resulta que ese padecimiento tiene un nombre; Alexia. Esta es una extraña enfermedad que afecta la corteza cerebral del hemisferio izquierdo dañándolo e impidiendo que el cerebro sea capaz de entender letras o palabras.

El novelista pronto se dio cuenta que a pesar de no poder leer, sí podía escribir, y gracias a que todavía le quedaba esa hablilidad, pudo recuperar, en parte,  la capacidad para poder entender el significado de las palabras. Fue tal su recuperación que incluso pudo escribir dos libros después de haber sido diagnosticado con el padecimiento.

El misterioso caso fue animado por Lev Yilmaz, quien creó este simpático e ilustrativo video que nos explica muchísimo mejor esta enfermedad que lo que yo podría describirles con un montón de párrafos.

¿Ya ven? Hay que aprovechar esa maravillosa capacidad para leer cosas constructivas, como Adictivox.