Recuerdo que cuando era niña mis papás no accedieron fácilmente a comprarnos una mascota, el caso es que cuando logramos nuestro cometido, el perro que nos tocó estaba tan pero tan loco (además que llegó con nosotros ya crecidito) que se largaba a la calle a vagar, que hagan de cuenta que ni perro teníamos, después nos regalaron una gatita siamesa, que la adoramos porque apesar de ser un felino tenía el carácter liviano y con ella hicimos y deshicimos.

En fin, navegando por la red me encontré con estas tiernas fotos de niños con sus mascotas y como estos se ayudan en ambos sentidos, así que veámoslas:

Todos los niños deberían tener mascotas para pasar el rato:

Todos los niños deberían tener mascotas para ayudarles a practicar la lectura:

Todos los niños deberían tener mascotas para ayudarles a practicar miradas tiernas:

Todos los niños deberían tener mascotas para ayudarles a practicar poses tiernas:

Todos los niños deberían tener mascotas para velar por sus sueños:

 

Todos los niños deberían tener mascotas para servirnos de apoyo:

Todos los niños deberían tener mascotas para servirles de apoyo:

Todos los niños deberían tener mascotas para enseñarles cosas:

Todos los niños deberían tener mascotas para enseñarnos cosas:

Todos los niños deberían tener mascotas para ayudarles a alcanzar objetivos:

Pero sobre todo, para mantenerlos limpios:

Ya ven que si son útiles, así que si tienen niños, no los priven de estos beneficios, además que estoy segura que tanto ellos como nosotros nos beneficiaríamos de ello, espero se hayan divertido tanto como yo al ver las imágenes.