Desde muy pequeños nuestros papás nos enseñan la importancia de ser amable y educado con las demás personas.

Sin embargo, al momento de volcarnos a las redes sociales muchas veces se nos olvida que detrás de los avatares con los que interactuamos hay personas que, si bien no podemos ver a los ojos, si podemos hacer sentir mal con nuestras palabras.

He tenido la fortuna de conocer a personas extraordinarias a través de Internet que se han vuelto mis grandes amigos en la vida real y lo único que he tenido que hacer es seguir estos cinco sencillos pasos que hoy te comparto.

1.Responde tus menciones.

Alguna vez me he dirigido directamente a alguien en redes sociales y me he quedado esperando una respuesta. Es un poco incómodo porque a nadie le gusta ser ignorado y te quedas con una mala impresión de esa persona.

Responder es un gesto de amabilidad, no tiene que volverse una plática interminable, un simple “gracias” a una felicitación o un “buen día” cuando te saluden es suficiente y no te tomará más que un minuto.

Por otro lado, sé que a veces es muy difícil responder a todos los que te escriben, sobre todo si tienes muchos amigos o seguidores, sin embargo date un tiempo para hacerlo. No tiene que ser en ese preciso momento, pero hazlo, nunca está de más.

2. No insultes.

Las palabras altisonantes solamente aplican si te llevas muy bien con una persona, si es tu amigo, vamos, y así es como se tratan. Pero insultar a la gente sólo porque quieres hacerte ver como muy alivianado o confianzudo puede resultar contraproducente y puede hasta causar conflictos innecesarios.

He conocido personas que son muy amables en la vida real y en redes sociales se vuelven rudísimos, tal vez sólo quieren aparentar fortaleza, pero no hay necesidad, no tienes que actuar de forma grosera para que te respeten, al contrario, harás que la gente se aleje de ti o que te respondan de la misma forma.

3. Evita los pleitos.

Dice un popular refrán que “la ropa sucia se lava en casa”, así que ¿para qué hacer del dominio público las diferencias que tengas con alguien? Es incómodo leer que dos personas se estén peleando en redes sociales.

Si estás en desacuerdo con una persona bien puedes debatir puntos de vista sin necesidad de llegar a la descalificación o mejor aún, aclarar sus desavenencias en vivo y a todo color y si no se conocen, siempre quedará el recurso de los mensajes directos.

4. Se tolerante.

Las plataformas de redes sociales dan cabida a personas con creencias, ideas y opiniones dispares por lo tanto nunca esperes que todo mundo esté de acuerdo contigo. De ahí la importancia de ser tolerante con los demás.

No es necesario descalificar a alguien por que le gusta ver telenovelas, o escuchar cumbias, créeme, no lo es. En gustos se rompen géneros y al final de cuentas no ganarás nada tratando de “ignorantes” o “nacos” a las personas. El respeto hacia los demás es importante, úsalo indiscriminadamente.

5.No publiques fotos y vídeos de tus conocidos haciendo el ridículo.

Tal vez para ti sea muy gracioso, pero te aseguro que para la persona que aparece en esa imagen o vídeo no lo es. Es una cuestión de sentido común: No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan. Recuerda que la red es pública y puedes dañar seriamente la reputación de alguien por cinco minutos de fama.

Estas cinco recomendaciones me han funcionado bastante bien para tener una gran experiencia en redes sociales, espero que a ti también te sirvan. Si ya las aplicas, felicidades, si no, ¿qué esperas? Te aseguro que harás más amigos y no tendrás problemas con nadie.

Recuerda que lo cortés, tanto en las redes sociales, como en la vida real, nunca te quitará lo valiente.

¡Buen día!

También te puede interesar