Todos sabemos que el cerebro es lo que distingue al hombre del resto de los animales, ese magnífico órgano que es capaz de dirigir y ordenar cientos de miles de acciones a la vez todo para que nosotros, disfrutemos, hagamos, logremos y amemos, sí, porque como también saben el cerebro se compone de dos hemisferios el Derecho e Izquierdo, mientras el Izquierdo nos permite ser lógicos, matemáticos, categorizadores, precisos, analíticos, estratégicos, prácticos, realistas, mantener siempre el control, en pocas palabras, el hemisferio izquierdo de nuestro cerebro sabe quienes somos; el Derecho nos vuelve creativos, apasionados, sensuales, de espíritu libre, amorosos, alegres, divertidos, poetas, sensibles, es decir, todo aquello que quisiéramos ser.

También sabemos que cuando nos embriagamos, el alcohol hace que nuestro cerebro deje de funcionar correctamente, ya que este ha logrado permear a las células que lo componen, permitiendo que el lado derecho aflore, y que el izquierdo se vuelva torpe, si no me creen, vean esta representación gráfica de lo que les digo:

Y así como este cartel existen muchos videos en You Tube que demuestran lo que les estoy platicando, yo solo espero que cuando salga de juerga, no me toque tener una cadenilla como esta:

Digo, nunca podré salir de la casa ni estando sobria, o imagínense si ocurriera una emergencia, no cuenten conmigo para llegar primero.

En fin, como ven el cerebro es aquel órgano y músculo responsable de quiénes somos, sí, digo músculo porque como todo, aunque sea magnífico y privilegiado si no se ejercita y practica se deteriora, así que riamos un poco todos los días, nada nos cuesta, mientras aquí les dejo una escala verificada por el Dr. Chunga sobre los grados de diversión y su respectiva risa y expresión en la web: