Mucho tiempo se dijo que la publicidad solo era una técnica utilizada para producir en el público meta el consumo, que si se vale de métodos y estratégias para captar la atención, los interéses, el deseo o la acción, aún así no vamos a negar que algunas empresas serán recordadas por la posteridad precisamente por la publicidad empleada, ahí tenemos los innumerables comerciales de Coca – Cola apelando al sentimiento de ayuda al prójimo, la marca Nike con su frase «Just do it», en México El Palacio de Hierro con su «Soy Totalmente Palacio», Bimbo con su tino para crear comerciales dirigidos a la familia, en fin así podría seguir enlistando varias campañas y marcas pero el tema de hoy es mostrarles que no toda campaña va dirigida con el fin último de vender, existen los que realmente divierten, educan, pero esas se las mostraré otro día, la que les presento hoy es la «Anti-boredom Campaign» (Campaña antiaburrimiento) que surgió en la televisión de Roma hace ya algunos años atrás y es todo lo que se sabe, a mi me llamó la atención porque el comercial tiene un solo fin: divertir y por más que busqué y busqué no encontré mas que este único comercial que aquí se los dejo para que sonrían y tengan un lindo jueves.