Todavía recuerdo que los muñecos de acción de mi más tierna infancia eran unos hermosos luchadores de plástico mal pintados.

Pero el tiempo, tan sabio él, todo lo cura y lo mejora. Y en el caso específico de las figurillas de superhéroes me he encontrado una página japonesa llamada Amiami en la que descubrí los mejores muñecos de acción que han visto mis divinos y pispiretos ojos.

Todos traen accesorios y rondan los 2,500 pesos, pero lo que más me gustó de ellos es la magnífica manufactura de los rostros y el cuidado en cada detalle, hasta parecen reales.

En verdad, tengo la leve sospecha de que en mi otra vida fui niño, porque he sentido múltiples nerdgasmos al ver las imágenes que les dejo a continuación:

Capitán América

Iron Man

El Hombre Araña

Superman

¡Los quiero todos! Móchense, ¿no?