Recuerdo que en mi más tierna infancia, eras pudiente si tenías un carrito de control remoto o uno de esos grandotes de pedales con claxon. Los pobres nos conformábamos con una Barbie simi y un montón de canicas que nos ganábamos en la “reta” con los cuates.

Los tiempos cambian y ahora los niños ya tienen smartphones, una computadora y hasta un iPad. Y no sólo eso, se están creando juguetes cada vez más sofisticados para esos primorosos chiquillos y claro, para los papás que seguramente querrán jugar también con ellos.

Estos son algunos de los juguetes que seguramente les compraremos a nuestros retoños en un futuro cada vez más cercano.

GENIBO

El perro robot Genibo de la empresa Dasarobot, es lo más cercano a una mascota que puedes adquirir sin que tengas que preocuparte por las pulgas ni la comida.  Además, este gracioso can reconoce a su dueño, responde a órdenes y a caricias y no hay necesidad de domesticarlo para que no haga sus necesidades dentro de la casa. Cuesta tan solo 1,695 dólares ( aproximadamente 19,764 pesos) y viene en varios colores a escoger.

NAO

Este gracioso robot llamado Nao está desarrollado por la empresa francesa Aldebaran Robotics, es un androide programable que lo mismo te hace una coreografía bien chida que te juega futbol en la Robocup. Actualmente está disponible para universidades y laboratorios por un precio que puede llegar hasta a los 12,000 euros  (más o menos 204,759 pesos).

Lo bonito de Nao es que te escucha, habla, ve, reacciona al tacto y se puede conectar a internet para recibir instrucciones, casi como una novia o novio, pero en pequeño y frío.

Seguramente en poco tiempo se lo podremos pedir a Santa Claus como regalo de navidad.

 

PLEO

Pleo es un camarasaurio robot desarrollado por Innvo Labs, este pequeño dinosaurio reacciona también al tacto, aprende de su entorno, duerme e inclusive se enoja si le jalas una pata. Puede ser tuyo por tan sólo 469 dólares (aproximadamente 5,469 pesos).

Lo que más me gustó es que puedes descargarle software para añadirle otras “personalidades” a tu robot y si eres desarrollador puedes añadir las herramientas que se te ocurran para hacerlo más versátil.

KID’S WALKER

Este hermoso juguetito de 1.60 estatura y 340 kilos de peso es creación de la empresa japonesa Sakakibara Kikai, cuesta 1,800,000 yenes (“solamente” 261, 305 pesos) y está diseñado para niños de entre 4 y 12 años.

Como ven, es una andadera robótica para los pequeñines que, después de tener un armatoste como este, seguramente dejarán en el olvido a las bicicletas y el patín del diablo.

Después de analizar a detalle cada uno de estos sofisticados juguetes, me puedo visualizar peleándome con mis hijos por usarlos. Mamá siempre ganará, muajajá.

También te puede interesar

  • Insisto, me dan mucha envidia los nativos digitales, de niño me hubiera gustado tener cualquiera de esos juguetitos… aunque… creo que aún no es tarde 😀