La semana pasada me enteré de que la última fábrica de máquinas de escribir había cerrado sus puertas y no pude evitar que una lágrima rodara por mi mejilla al saber que otro gadget retro había cumplido su ciclo.

Sin embargo hoy, dando seguimiento a la noticia, leí en el Hufftington Post que hay otras compañías que aún siguen produciendo esas lindas y antiguas máquinas que tantas veces me hicieron perder la paciencia en la clase de mecanografía.

«Las máquinas de escribir están lejos de morir, Godrej & Boyce no es la última compañía en el mundo haciendo estos aparatos, tenemos fabricantes haciendo máquinas de escribir para nosotros en China, Japón e Indonesia.»

-Ed Michael, gerente general de ventas de Swintec.

Así que no todo está perdido, aún podemos disfrutar de esas maravillosas reliquias e inclusive darles un nuevo uso, como lo hizo Jack Zylkin de Filadelfia, quien convirtió a las máquinas de escribir en un teclado USB para PC, Mac o iPads.

En su sitio usbtypewriter.com podemos encontrar sus características, cómo funciona e inclusive un video en el que nos muestra los diferentes usos de su invento.

Y si están interesados en comprar una máquina de escribir adaptada para verse muy «cool» escribiendo en su iPad, pueden encontrar estos productos a la venta en este sitio.

Me encanta la idea de darle un nuevo uso a mi vieja máquina de escribir, pero estoy pensando que se vería mejor como maceta.