Esta parece una casa común y corriente, eso sí, muy bonita y moderna, con grandes paredes y ventanales, pero en realidad es una casa ‘transformer’.

Se llama «Safe House» y es un concepto creado por los arquitectos de la firma KWK Promes con sede en Polonia, fue construída en un pequeño pueblecito con crepúsculos arrebolados a las afueras de Varsovia y lo que la hace distinta de otras «casas seguras» es que, en el momento que se detecte a algún acechador, con tan sólo apretar un botón se transforma en un cubo de concreto impenetrable.

Sí, una pequeña fortaleza, el sueño de todo paranoico, con paredes deslizables, aberturas secretas y lo mejor de todo: ¡un puente levadizo! (El foso con los cocodrilos se vende por separado).

Para ver las imágenes sin tanto movimiento vayan aquí: Safe House.

Me gusta el diseño de esta casa, le da completo sentido al dicho «me encerré a piedra y lodo», además de que si te peleas con el marido o la esposa no necesitarías cambiar las cerraduras para que no pudieran entrar. Lo único que me hace ruido es ¿qué pasaría si se descompone el control mientras estás encerrado?

Supongo que nunca lo sabré.