Muchas veces sucede que ciertos actores que hoy conocemos como grandes estrellas del cine, en su currículum tienen una que otra serie de televisión famosa y debido al gusto del público los productores de Hollywood se fijan en ellos y los invitan a participar en una película, y si sumamos que la misma tiene éxito, muchas veces los managers y publicistas de dicho actor lo aconsejan de dejar la serie de éxito para comenzar una carrera en la pantalla grande.

Esta historia es el gran sueño de todo actor, porque seamos realistas, muy pocos pero muy pocos actores son los que empiezan su carrera artística directamente en el cine, la mayoría comienza haciendo pequeños papeles en series de TV, de ahí tal vez consigan ser las estrellas de su propia serie y muy pocos consiguen el salto tan anhelado a Hollywood.

Y como esto no sucede todos los días hice un pequeño recuento de los actores hollywoodenses más aclamados, pero que muy pocos sabían que en el inicio de sus carreras pertenecieron al mundo de la TV.

Bruce Willis

El mayor héroe de acción de finales de los ochenta y principios de los noventa. Sin embargo muy pocos recuerdan que el primer papel importante de Willis fue el de David Addison en la serie de televisión Moonlighting, serie que se emitió entre 1985 y 1989 y que duró cinco temporadas. El éxito de su personaje fue inmediato así que probó suerte en el cine, participó en Cita a Ciegas de Blake Edwards, no obstante no fue hasta 1988 con Die Hard que consiguió la fama internacional. Así que un año más tarde, cuando la serie terminó, se centró totalmente en su próspera carrera como héroe de acción aunque siempre que tuvo ocasión participó en alguna comedia, género en el que es particularmente bueno como vimos en la película Death Becomes Her o en su cameo en Friends.

Willis es una de los actores más poderosos de Hollywood, ya no sólo son noticia sus películas sino que sus cameos también generan expectación. Algo que muy pocos intérpretes pueden decir.

George Clooney

Hizo un par de películas y apareció en unas cuantas series antes de triunfar como el doctor Doug Ross en ER. Permaneció en la serie cinco años, un tiempo que supo aprovechar pues debido al éxito de la serie y del personaje recibió algunas ofertas para películas como From Dusk till Dawn, Out of Sight o Three Kings. Alentado por el éxito y animado por su inquietud artística, Clooney dejó la serie y se centró en su carrera cinematográfica. A partir del 2001 empieza realmente a destacar en el cine con películas como The Perfect Storm, Ocean’s Eleven o Syriana. Además de participar como actor, Clooney se pasó al otro lado de la cámara y dirigió unas cuantas películas de las cuales cabe mencionar la maravillosa Good Night, and Good Luck. Ha ganado varios Globos de Oro y un Oscar como mejor secundario por Syriana.

Clooney pasó de ser un desconocido a una de las estrellas más brillantes del panorama hollywoodiense. Su carrera no ha parado de crecer, es actor, director y productor. Hoy por hoy tiene el suficiente peso en la industria como para levantar él solo una película.

Will Smith

Alcanzó la fama con la serie The Fresh Prince of Bel-Air transmitida allá por la década de los noventa durante seis años, lo que dió a Will un reconocimiento a nivel mundial permitiéndole dar el salto al cine. Smith tiene en su haber más de 30 películas y la mayoría de ellas han sido consideradas como taquilleras en su tiempo, pero el éxito llegó hasta que protagonizó Independence Day en 1996, seguido de Men in Black en 1997 y de Enemy of the State en 1998; las cuales dejaron claro que Will Smith era una estrella cuyo atractivo para el público de cualquier edad, raza o sexo podría «vender» una película en la taquilla; una reputación que el propio Smith comenzaría a llamar «Big Willie Weekend».

Es el único actor de la historia que ha actuado en ocho películas consecutivas que hayan generado más de 100 millones de dólares en la taquilla nacional, además de ser el único actor que ha participado en ocho películas consecutivas que alcanzaran el número uno en su estreno. También recibió elogios de la crítica y nominaciones al Oscar por sus actuaciones en Ali y The Pursuit of Happyness demostrando que tiene el talento necesario para seguir siendo la gran estrella que ya es.

Jennifer Aniston

La reina, a sus cuarenta años, de las comedias románticas. La actriz se dio a conocer gracias a su papel de Rachel Green, la más guapa de las chicas de la sitcom Friends. Durante diez temporadas seguimos sus amoríos, sus ahora sí y ahora no con Ross, y sus cambios de look para finalmente despedirnos de ella en 2004. Durante el tiempo que permaneció en la serie, un éxito en todo el mundo, apareció en varias películas, en principio como secundaria (She’s the One) pero más adelante como protagonista (The Object of My Affection). Intentó hacer cine independiente pero los resultados de las películas Office Space y The Good Girl en taquilla no fueron los esperados, así que se ha quedado con el cine que más dividendos ofrece, las comedias románticas: Bruce Almighty, Along Came Polly, He’s Just Not That Into You o la reciente Just Go with It. En el 2007 Forbes la situó como la décima mujer más rica de la industria del entretenimiento.

Ha llovido mucho desde que Rachel Green llegó al Central Perk vestida de novia. Poco a poco y sin hacer ruido, Aniston, se ha labrado una sólida carrera en el cine. Aunque teniendo en cuenta el tipo de cine que hace no le queda mucho tiempo como gran estrella, si no aprende a reciclarse rápidamente acabará como Meg Ryan.

Y ustedes, ¿de qué otros actores se acuerdan que hayan empezado en la TV y dieran el salto al cine?