Recientemente se anuncio la adquisición de TOGETHERVILLE, por parte de The Walt Disney Company, una red social para niños menores de 10 años, donde interactúan con sus amigos, juegan, ven videos, comparten dibujos, pero  de una forma segura y controlada por sus padres a través de su cuenta de Facebook.

Pero no es casualidad que Disney esté interesada en invertir en una red social, y mucho menos en una exclusiva  para niños,  si revisamos el crecimiento que han tenido sitios como Twitter o Facebook,  de junio a diciembre de 2010, el valor de mercado de Facebook experimentó un crecimiento del 50%, pasando de los 26.400 millones de dólares de hace cinco meses a los 41.200 millones de dólares. Twitter, que duplicó su valor en los últimos seis meses, alcanza ya los 3.700 millones de dólares.

Es entonces cuando Togetherville se vuelve una excelente inversión  para Disney,  más aún cuando se ha anunciado que el crecimiento por ingresos de publicidad por parte de FACEBOOK, según cifras de eMarketer, será de un 80,9% alcanzando los 2,190 millones de dólares, lo que significa más del 20% de toda inversión de publicidad en Internet, esto solamente en el mercado estadounidense.

Disney entró ya al negocio de las redes sociales y lo hace a través de un mercado que conoce a la perfección: los niños. Aunque según las características de Togetherville, son los padres quienes tienen el control total de las cuentas de sus hijos, convirtiéndose entonces en clientes cautivos de Disney.