El discurso del rey (The King’s speech) es una cinta muy emotiva que aborda el lado humano de la realeza británica. Narra la historia de Alberto Federico Arturo Jorge de Windsor (1895-1952), quien más tarde llegaría a ser el rey Jorge VI de Gran Bretaña e Irlanda del Norte  y Emperador de la India.

Alberto o Bertie, como le decían en la familia, creció siendo enfermizo y con un problema de tartamudez del que se avergonzaba, por lo que era tímido y “propenso a las lágrimas”.

El 26 de abril de 1923 y tras dos años de cortejo, se casa con Isabel Bowes-Lyon, aristócrata escocesa con la que tendría dos hijas: Isabel Alejandra María y Margarita Rosa.

En enero de 1936 muere su padre, el rey Jorge V, por lo que su hermano mayor asciende al trono como Eduardo VIII. Sin embargo, en diciembre de ese mismo año, éste abdicaría  para poder casarse con Wallis Simpson, mujer en ese entonces separada ya una vez y en proceso de divorcio de su segundo marido.

El en ese entonces príncipe Alberto se mostraba renuente a ser rey. Escribió en su diario que al contarle a su madre sobre su inminente ascenso al trono lloró como un niño. A pesar de todo, fue coronado el 12 de mayo de 1937.

Al rey Jorge VI le tocó vivir la Segunda Guerra Mundial, durante esos años la familia real compartió los mismos peligros y privaciones que el resto del país por lo cual fueron vistos como símbolos de la resistencia nacional.

Murió de una trombosis coronaria mientras dormía el 6 de febrero de 1952 a la edad de 56 años. Su hija Isabel lo sucedió en el trono.

Leonel Jorge Logue era un foniatra australiano nacido en 1880 quien enseñaba dicción, actuación y a hablar en público. Desarrolló un método distintivo para ayudar a sus pacientes en el que, además de los ejercicios físicos, enfatizaba el humor, la paciencia y la compasión.

Llegó a Inglaterra en 1924, junto con su esposa Myrtle Gruenert y sus tres hijos. Una vez establecido, comenzó a dar clases de dicción en algunas escuelas de Londres y puso un consultorio para defectos del habla en el número 146 de  la calle Harley. Es ahí precisamente donde él y el príncipe Alberto se conocen.

Logue ayudó a Jorge VI a vencer su problema de tartamudez y en gratitud le fue concedida la Real Orden Victoriana que reconoce el servicio personal distinguido al soberano británico. Los dos hombres siguieron siendo amigos hasta la muerte del rey.

Leonel Logue murió en Londres el 12 de abril de 1953. Su nieto Mark, escribió un libro titulado “El discurso del rey: como un hombre salvó a la monarquía británica” que relata la relación de su abuelo con el Duque de York.

El discurso del rey” se convirtió en la gran protagonista de la ceremonia número 83 de los Premios de la Academia, al ganar el Óscar a mejor película, mejor dirección, mejor actor y mejor guión original.

¡No se la pueden perder!

Muchas felicidades a @ValeryKubrick por ser el gran ganador de dos boletos patrocinados por Adictivox al acertar a ocho de las diez nominaciones de nuestro concurso “Adictivox te invita al cine“.