Tu epitafio

Según la RAE un epitafio es una inscripción que se pone, o se supone puesta, sobre un sepulcro o en la lápida o lámina colocada junto al enterramiento.

Todos sabemos que algún día tendremos que morir pero nadie se detiene a pensar en cómo quieren que los recuerde la gente que se queda. Si sí, ya sé que la mayor parte de las personas dirán de ti «ay, ¿por qué se fue? ¡Tan bueno que era!» Pero tú no vas a estar ahí para corroborar esa versión tuya.

Así que, el ejercicio de hoy, aprovechando que ya se acerca el día de muertos, es elegir tus últimas palabras, tu frase llegadora, esas líneas que te harán dejar huella para las generaciones venideras. Obvio, en tu lápida.

Y para darte una idea más concisa de la labor que debes emprender, te he traído una lista de epitafios célebres y no tanto que te harán reflexionar y darte cuenta de que la muerte siempre te deja una lección de vida.

Epitafios de famosos:

«Eso es todo amigos» – Mel Brooks

«Desde aquí no se me ocurre ninguna fuga» – Johann Sebastian Bach

«Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo» – Miguel de Unamuno

Lee algunos más aquí.

Epitafios Adictivox:

«Me han perdido» – El vanidoso

«Fui por unas frías» – El chelero

«Al fin no me veo gorda» – La traumada

«Yo maté a Colosio» – El confeso

«Me llevó la Matrix» – El cinéfilo

«Hoy voy a cambiar» – El fan de la D’Alessio

«¿Quién dijo que de amor nadie muere?» -El cursi

«Para morir nacimos» – El filósofo

«La vida me ha dado unfollow» – El tuitero

«Se ha unido al grupo: vendré a jalarte las patas» – El feisbuquero

«Me salió el aro de la muerte» – El gamer

«Mi navegador se ha crasheado» – El geek.

Me muero por leer los suyos.

¡Besos!